Welcome baby Kitty!

Hola,

Después de 2 meses les comparto nuestra historia de como llegó al mundo nuestra bebé Kitty Belle!

El lunes 3 se Septiembre se hacían mis 40 semanas de embarazo, yo con mucha ansiedad porque Danny había empezado su permiso en el trabajo (paternity leave, que dura 2 semanas). Por alguna razón sentía que Kitty no tenía apuros en salir. Ese día caminé 4kms como los otros 2 días anteriores. Me di la excusa de ir al super mercado con Lottie para comprar flores, estaba con el síndrome de anidar a todo dar.

Esa tarde le pedí a Danny que nos tomara fotos a mi y a Lottie juntas. Quería el recuerdo de haber llegado a la meta y que ahora sí faltaba muy poco para conocer a la bebé.

El siguiente día era uno de los más esperados por nosotras, era el primer día de preescolar de Lottie y ya teníamos todo arreglado. Un día que quería que ella recordara por siempre, por primera vez mamá y papá no iban a estar con ella, pero que todo iba a estar bien, estaría con su nueva maestra y sus nuevos amiguitos.

Esa noche mientras dormía sentí una contracción leve, como ya había pasado por las falsas contracciones el Sábado no le di mucha importancia, el reloj marcaba la 1am y seguí durmiendo, 15 min más tarde llegó la segunda contracción un poco más intensa. De una vez me vino el sentimiento de las contracciones que tuve con Lottie, otra contracción y me puse a llorar, sabía que esta vez sí era el momento y que no podía estar con Lottie en su primer día de cole. Desperté a Danny y le dije: llama a tu mamá tengo contracciones… Me dijo: Ok, y se dio media vuelta y siguió durmiendo. El pobre estaba dormido, lo volví a despertar y le dije: es en serio!. Su cara fue un poema. A la 1:30 las contracciones estaban super intensas, yo me di una ducha de agua tibia para intentar relajarme, me vestí y me senté en la pelota de gimnasio donde las contracciones las podía controlar un poquito más.

A las 2:15 am mi suegra llegó a casa, con suerte vivimos a 5 min del hospital en carro. Cuando llegamos a la recepción, yo con los dolores cada 3 min super fuertes me tocó esperar unos minutos, hasta que una midwife me vió y me hizo pasar. No había roto fuentes y el dolor era cada vez peor, después de monitorear las contracciones por 30 min me hace tacto y me dice, te subimos directamente a la suit donde tendrás a tu bebé, tienes 4cm de dilatación. Yo no me lo creía, subí e hice el recorrido de los pasillos, me tocó la habitación al lado de donde tuve a Lottie.

La midwife de turno Aisling, joven y super buena con nosotros. Lo primero que le dije fue: gas! empecé a aspirar y las contracciones se hacían difíciles de controlar, al parecer por no haber roto la membrana el dolor sería más intenso. Pensé que si el dolor era así y serían 7 horas más no iba a tener fuerzas para pujar. Le dije, necesito la epidural!!!. A los 20 min el anestesiólogo estaba en el cuarto, a todas estas eran las 4am habían pasado 3 horas desde la primera contracción. Cuando la epidural hizo efecto a las 4:30am la midwife me dijo: voy a romper la membrana y hacer tacto, un minuto después me dijo. Te tengo noticias, ya dilataste los 10 cms. Yo que estaba entre drogada por el gas y el dolor, no me lo creí. Todo pasó tan rápido que me pusieron la anestesia ya con 9 ó 10 cms. Me dijo, descansa en 1 hora empezamos a pujar.

A las 5:30 empezamos los 3, Danny, la midwife y yo, un parto muy tranquilo, a los 10 min Kitty estaba en mi brazos. Welcome baby Kitty! Las lagrimas no paraban, Danny cortó el cordón umbilical y entre llantos le dije: agarra la cámara, quiero tener este momento en una foto. El más hermoso amanecer que he tenido en mi vida.

Ya tenía a Kitty conmigo y mi otra bebé aún dormida. Su abuela la llevó al colegio, pasó todo el día con ella y a las 6 de la tarde vino a conocer a su hermanita. Yo ni tuve tiempo ni cabeza para hacerle un video, pero su cara de alegría jamás se me va a olvidar, fue un encuentro natural. Todo tenía sentido, el miedo y la preocupación que yo tenía del primer encuentro fue tiempo perdido, porque nacieron para ser hermanas y estar juntas por siempre. Cuando le tocó irse, se puso a llorar porque quería llevarse a su bebé a la casa. Kitty y yo pasamos la noche en el hospital y al día siguiente regresamos a casa como una familia de 4.

Abrazos,

Rosa x

You may also like

1 comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *